El recinto

IMG_6275acerca de “El Recinto”

En Inca Link nos orgullecemos en enfocar los ojos y abrir los oídos para ver y escuchar por donde esta moviendo Dios. Empezamos con un proyecto llamado Pasitos de Fe hace muchos años para un hogar para niños, porque queríamos sacar a los niños del botadero de basura mientras sus padres trabajaban. Durante varios años construimos edificios, ahorramos dinero, equipamos a trabajadores, y conseguimos aprobación del gobierno para el hogar. Con cada paso vino otro reto. Las leyes nuevas de Perú y la región de Trujillo lo hicieron necesario tener 7 personas a tiempo completo como personal para la casa por cada 8 niños. Aun así, lo hicimos y nos preparamos para los niños. Y esperamos, y esperamos más. /p>

Finalmente, después de 8 meses y solo 2 niños que estuvieron en el hogar por menos de 2 semanas (antes de encontrar una familia buena para cuidarlos) – nos dimos cuenta de que no estábamos usando los recursos que Dios nos había dado sabiamente. También abrimos nuestros ojos de nuevo para ver que 80 niños y 20 madres estaban usando la propiedad, y los edificios que ya teníamos. Estaban siendo alcanzados para el evangelio, discipulados y creciendo, con opciones para salid de la pobreza en el futuro. Una comparación de presupuestos paso. Vimos que por $3500 por mes, que tomaría tener un hogar para niños con entre 0 a 8 niños, ¡era el mismo costo que estábamos usando en Maná (la guardería) para cuidar a 108 niños! ¡Podíamos impactar a 108 niños por el mismo precio de impactar a 8! Así que reajustamos como vimos que había una mejor forma de alcanzar a niños usando Pasitos de fe, y abriéndolo como El Recinto. .

¿Que significa esto? Simplemente significa que en vez de tener a los empleados y a los niños viviendo con nosotros a tiempo completo, serviremos a los niños y las familias en el vecindario con programas durante el día. Cuando hay una necesidad de hospedar a niños o equipos o interinos o personas con necesidades, también podemos maximizar la propiedad para servirles también. Esto también abre las puertas a el campamento Inca Thakhi, Amijai, y otros ministerios de Inca Link Perú, dándoles un lugar donde servir y crecer. Hemos hablado con la mayoría de los donantes quienes han mandado dinero y equipos para clarificar este cambio y asegurarnos de que fue la mejor decisión para ellos, y todos ellos estaban de acuerdo de que esto era la mejor forma de usar los recursos que Dios nos ha dado. Si te gustaría dar, podrás ayudar a este ministerio por muchos años como El Recinto, y nos ayudarás a cuidar a los niños con necesidades desesperantes.

Donar a El Recinto